Incentivos y deducciones fiscales por hacer I+D+i

Mar 12, 2022

deducciones-fiscales-idi-kaudal

Incentivos y deducciones fiscales: más ventajas de hacer I+D+i

Entradilla: Hay muchas ventajas por hacer I+D+i en tu empresa: mejores herramientas, la optimización constante de la manera de trabajar, un impacto positivo en el rendimiento del equipo… Pero ¿sabías que también puedes conseguir beneficios fiscales para tu proyecto?

En España cada vez se le da más importancia a la labor de I+D+i, como muestra la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación aprobada recientemente. En ella, se contempla, entre otras medidas, incorporar un nuevo contrato indefinido para científicos y técnicos y el compromiso de alcanzar una inversión pública en I+D+i estable del 1,25% del PIB en 2030. El objetivo es acercar la I+D+i de España a la del resto de países europeos, pues, hasta ahora, la inversión pública del PIB en I+D+i se ha situado en la zona media-baja de la Unión Europea.

En este sentido, otro de los aspectos que reflejan el interés por fomentar los proyectos de I+D+i en España por parte de la administración, son los beneficios monetarios que pueden conseguir las empresas dedicadas a la innovación. Desde hace unos años, los proyectos de I+D+i pueden optar a recibir incentivos y conseguir deducciones fiscales.

Empecemos por explicar en qué consisten estos beneficios, para, a continuación, aclarar las dudas más frecuentes entorno a estas deducciones e incentivos: qué ventajas tiene y cuáles son los requisitos para conseguirlas.

Deducciones fiscales por I+D+i

Según explica la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), el organismo institucional independiente creado para velar por la sostenibilidad de las finanzas públicas; el beneficio fiscal a la I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades (IS) consiste en la posibilidad de deducir de la cuota del impuesto el 25% de los gastos dedicados a investigación y desarrollo (I+D) y el 12% de los destinados a innovación tecnológica (iT), existiendo ciertos límites máximos.[1]

Otros aspectos importantes a tener en cuenta, siempre según la AIReF, son:

  • La tasa de deducción para el gasto en I+D aumenta hasta el 42% cuando el gasto supera la media de los dos años anteriores, así como para los gastos de personal exclusivamente adscrito a actividades de I+D.
  • Por su parte, las inversiones en inmovilizado material e intangibles afectas a actividades de I+D gozan de una deducción más reducida, que alcanza el 8%.
  • En cualquier caso, hay que señalar que la deducción conjunta de I+D+i nunca puede superar el 25% de la cuota íntegra una vez descontadas las deducciones por doble imposición internacional y las bonificaciones, pero este límite se eleva hasta 50% cuando las deducciones por I+D+i superan el 10% de dicha cuota.
  • Finalmente, las cantidades no deducidas en cada ejercicio, por insuficiencia de cuota o por superarse los límites, pueden aplicarse en las liquidaciones de los períodos impositivos que concluyan en los 18 años siguientes.

¿Qué ventajas tienen estas deducciones fiscales frente a otro tipo de incentivos?

Los beneficios fiscales en torno a los proyectos de I+D+i tienen unas peculiaridades que las hacen muy ventajosas. Estas son algunas de ellas:

  • Son compatibles con otras ayudas públicas
  • Son un derecho para todos los tipos de empresas empresas
  • Como decíamos en el apartado anterior, se pueden aplicar en ejercicios posteriores
  • Los efectos son comparables a otras subvenciones, pero no tributa
  • Los porcentajes de deducción son más elevados que otras ayudas

¿Cuáles son los requisitos para optar a las deducciones fiscales por I+D+i?

Como apuntábamos en otro artículo, hay diversas actividades que la Agencia Tributaria considera I+D+i según se recoge en el Art 35 de la Ley del impuesto sobre sociedades (LIS), ¡descúbrelas para ver si se aplican a tu proyecto!

Además del tipo de actividad, hay otros requisitos más generales que hacen referencia al conjunto de la empresa y a la aplicación de los incentivos. Estos son los más relevantes:

  • Hay que destinar un importe equivalente a la deducción en I+D+i en los dos años posteriores a la deducción
  • La plantilla media general o la media adscrita a I+D+i, no puede reducirse en los tres años posteriores a la deducción.
  • La empresa debe contar con un Informe Motivado Vinculante (IMV) que valore su actividad en I+D+i
  • El importe de la deducción no podrá superar los 5 millones de euros anuales, y, en el caso de las actividades I+D+i, el millón de euros anual.

Sin duda, son muchas las ventajas de emprender proyectos de I+D+i, más aún con estos beneficios fiscales a los que se puede optar. Si te animas a desarrollar actividades de I+D+i en tu empresa, ¡ponte en contacto con nosotros! En Kaudal somos líderes en mecenazgo tecnológico y apoyamos el desarrollo de nuevas tecnologías y productos innovadores favoreciendo la transferencia de conocimiento y su acceso mercado.


[1] Fuente: https://www.airef.es/wp-content/uploads/2020/10/I+D/BF_IDi.pdf

 

 

La empresa ha resultado beneficiaria de la subvención concedida por la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de dentro del Programa Operativo 2014-2020 cofinanciado en un 85% por el FEDER y con destino a proyectos de inversión de PYME en Canarias

Sede Central
T. +34 92 210 30 74
[email protected]

Rambla de Santa Cruz 87. Bajo.
38004 Santa Cruz de Tenerife,
Tenerife