Encuentros en la Órbita: “Financiación de EBTs de CSIC: impulso de proyectos de I+D+i y crecimiento empresarial”

El pasado 23 de junio tuvimos el placer de organizar un nuevo ‘Encuentro en la Órbita’ en el que contamos con algunos de los casos de éxito más recientes de nuestra compañía, ilustrándonos acerca del estado actual de la industria tecnológica, además de abordar la importancia que supone para la sociedad el impulso de proyectos de I+D+i que faciliten el bienestar social y las necesidades de las personas.

El encuentro fue organizado por Kaudal y por el CSIC, y contamos con la presencia de Elena Santana, Business Developer and Innovation Manager de CSIC, José Luis García-Giménez, CEO de EpiDisease e investigador de Ciberer, Andrés Ubierna, responsable de Capitalización de Empresas Tecnológicas en CDTI, Juan Casado, Key Account manager de Proyectos de I+D+i en Kaudal, Ana Martínez, fundadora de Ankar Pharma S.L. y Alberto Moratiel, Relaciones Institucionales en ENISA.

A lo largo del evento, conocimos cifras como que en 2019 el 49,1% del gasto en investigación y desarrollo fue financiado por las propias empresas de I+D+i. La investigación es una clara fortaleza en España que seguirá atrayendo inversiones y talento para proporcionar tecnologías que respondan a los retos a los que se enfrenta la sociedad. Para conseguir este impulso de los proyectos más punteros, existen agentes públicos o empresas privadas como Kaudal, que dotan de instrumentos de financiación a las pequeñas y medianas empresas que investigan y siguen nutriendo la innovación en nuestro país.

Juan Casado hizo mención del Mecenazgo Tecnológico, una de las vías de financiación que desde Kaudal proponemos a todas las empresas que quieran apostar por sus proyectos de investigación, la cual permite canalizar nueva inversión privada a proyectos de I+D+i a partir de una estructuración basada en los incentivos fiscales aplicables a proyectos de alto impacto tecnológico. Además, se trata de una vía de financiación no dilutiva, capaz de atraer inversión privada al ecosistema investigador.

La crisis sanitaria provocada por el virus SARS-CoV-2, ha traído consigo la necesidad de las empresas tecnológicas por reinventarse y, en el mejor de los casos, por impulsar nuevas alternativas que hasta entonces no se habían conseguido lanzar al mercado. Para el sector de la investigación, el desarrollo y la innovación, el año 2020 ha supuesto un cambio existencial y un punto de inflexión, ya que, tal y como explica José Luis García-Giménez, “esta crisis nos ha servido para reivindicarnos como un potencial sector que hay que explotar a tope en este país”.

Andrés Ubierna, indicaba que las claves para lograr el éxito son tener “hambre, ilusión, ganas y dar el salto”. Además, para Elena Santana la transferencia tecnológica se presenta como una de las alternativas más eficaces para la recuperación económica y para el crecimiento de nuestro país. 

Según aseguraba Ana Martínez, “ojalá la crisis sanitaria funcione para que nos unamos los organismos públicos y privados de financiación junto con los investigadores, para que entre todos creemos un escenario que nos permita mantenernos, crecer y avanzar”.

El evento finalizó con la exposición de las respectivas conclusiones de cada uno de los ponentes, entre las que destacó la de Alberto Moratiel, quien concluyó que “si algo queda palpable, es que actualmente un proyecto de base tecnológica no muere a causa de la falta de financiación”.

Menú